¿Cómo elegir un saco de dormir?

Para empezar debemos saber que un saco de dormir es básicamente una funda cerrada para que el individuo duerma en su interior, el saco no generará calor, solo nos aislara del exterior y mantendrá el calor corporal. Es imprescindible basarse en el uso que le daremos a nuestra bolsa de dormir, ya que nunca será igual un saco recomendado para ir de camping que un saco especializado y diseñado para ir de trekking.

Es importante tomar en cuenta la forma y el tamaño del saco de dormir, lo ideal es que este se ajuste al de nuestro cuerpo pero nos de libertad de movimiento, y que no posea puntos de perdida de calor. Por ejemplo, los sacos rectangulares se recomiendan para ir de camping y los de forma de sarcófago son mas usados para actividades de montañismo. En general se espera que el saco cubra hasta el cuello recordando la movilidad interna necesaria, es incómodo dormir en un saco que quede justo.

¿Qué Saco de dormir elegir?

Te contamos que debes considerar para realizar la mejor elección que se ajuste a tus necesidades indiferentemente del recorrido o acampada a realizar.

Los puntos a tomar en cuenta al momento de viajar siempre serán el peso, volumen y rango de temperatura del saco de dormir que necesitaremos, y todo esto dependerá del tipo de viaje que emprenderemos y las condiciones del lugar a visitar.

Pensando en la Capacidad Térmica

La capacidad térmica o temperatura confort de los sacos de dormir, que es un factor decisivo en esta búsqueda del saco ideal, es un rango que viene dado por la unión del material , espesor, forma, complementos, etc.

De esto dependerá la calidad del sueño que tengamos en la acampada, un rango térmico muy bajo en una zona cálida nos hará sudar y sobrecalentarnos, de igual manera un rango térmico alto en zonas nevadas no solo es desagradable sino que pone en riesgo nuestra vida.

¿Material de Relleno de la Bolsa de Dormir?

Otro punto es acerca del material de relleno, los sacos de plumas se conocen por tener mayores rangos de temperatura que los de fibras sintéticas, aunque los segundos además de ser mas accesibles tienen mejor tolerancia a la humedad, entonces por practicidad normalmente basta con un saco de dormir de fibras sintéticas para cualquier viaje si no estaremos expuestos a temperaturas extremas.

En zonas lluviosas o cerca de ríos donde hay abundancia de humedad, un saco de plumas o algodón podría mojarse y volverse más pesado en el trayecto. Pero si vamos a estar en zonas bajo cero, en definitiva el de plumas es la opción a considerar.

¿Qué tan pesado debe ser mi Bolsa de Dormir?

Por último no siempre el saco más ligero es el más práctico, este puede poseer poca capacidad de compresión y ocupar un volumen exagerado cosa que ha de evitarse en travesías largas donde se necesita mayor espacio para equipo y provisiones. Entonces es vital analizar ambos factores, en líneas generales un buen saco de dormir no debería pasar de 1,2 Kg y no ocupar mas de 30cm de longitud.

Explicando capacidad térmica y temperatura confort:

  • Confort: es aquella en la cual una mujer de 50-60Kg puede dormir cómodamente, sin prendas calentadoras adicionales.
  • Límite: toma en consideración si un hombre de unos 80Kg puede dormir cómodo sin despertarse del frío.
  • Extrema: es aquella donde nos enfrentamos a peligro de hipotermia y en casos extremos a congelación de partes del cuerpo.
Temperatura saco de dormir
Ejemplo de rangos de temperatura para el Saco de Dormir. Los hay de cobertura inferiores a -24ºC.

Para utilizar esto al elegir el saco de dormir, recomendamos buscar según la temperatura confort y límite, NO usar sacos en climas de temperatura en el rango Extremo, esto es peligroso.

Ahora, ¿Qué Saco de Dormir comprar?

Tomando en consideración lo anterior, no es lo mismo si buscamos un saco de dormir para estar resguardados en un hotel donde un saco de rango Confort por encima de 0ºC cumple con nuestras necesidades, que si iremos a la montaña en invierno donde requeriremos el saco que aguante las temperaturas más extremas.

Por eso hicimos este check list para que compruebes que cumple y que no tu futuro nuevo saco.

  1. Que se ajuste a tu estatura dejando algo de libertad para moverte adentro.
  2. Sea del tamaño óptimo para tu equipaje, si vas a un hotel o cabaña no importa tanto.
  3. El material de relleno que se relaciona bastante con el clima y humedad del lugar. En la playa se seca mucho mejor un saco que en el bosque. (el plumón siempre será más cómodo)
  4. La temperatura en la época del año del lugar a visitar entre en el rango de Confort y Límite, nunca en la Extrema.
  5. La forma del saco, a climas frescos mejor rectangular. Zonas heladas, saco sarcófago con capucha.
  6. ¡El color luce bien con tu estilo! (Nunca está de más)